Páginas vistas en total

viernes, 5 de abril de 2013

LIMPIEZA DE LA VITROCERÁMICA PASO A PASO

Toda mancha, todo residuo en la superficie de la vitrocerámica se debe quitar rápidamente, una vez enfriado, siempre antes de volver a calentar. Con la excepción de los sedimentos de azúcar que se deberán quitar inmediatamente con una rasqueta antes de que la placa se enfríe (cuidado de no quemarse). Sólo se deben utilizar productos especialmente concebidos para la limpieza de la vitrocerámica.

METODO 1: LIMPIEZA CON PRODUCTOS COMERCIALES
MATERIALES:
  • Papel de cocina
  • Guantes 
  • Estropajo especial para vitrocerámica
  • Bayeta
  • Rascador de vitrocerámica
  • Paño de microfibra
PROCEDIMIENTO:
Nos podemos encontrar tres situaciones: 

CASO 1: SUCIEDAD LIGERA NO ADHERIDA
Se puede limpiar con una bayeta húmeda y un detergente suave o agua jabonosa templada.

CASO 2: SUCIEDAD MEDIA 

  1. Antes de comenzar retiraremos el exceso de aceite o comida salpicada con papel de cocina.
  2. Echamos una cantidad pequeña de limpiador para vitrocerámicas.
  3. Con ayuda de un estropajo enjabonado (azul, del que no raya) frotamos por toda la superficie de la vitrocerámica, insistiendo en las zonas que estén con más suciedad.
  4. Limpiar la superficie con una bayeta, aclarando cada vez hasta quitar los restos de jabón y del limpiador.
  5. Para terminar, secar bien con un paño de microfibras.
CASO 3: SUCIEDAD INCRUSTADA
Una vez finalizado el procedimiento 2, si vemos que aún queda suciedad adherida y persistente, utilizaremos un rascador de vitrocerámica y aclararemos con una bayeta.

MÉTODO 2: LIMPIEZA CON PRODUCTOS CASEROS




No hay comentarios: