Páginas vistas en total

jueves, 8 de diciembre de 2016

LIMPIEZA DE TAPICERÍAS

Materiales:
-  Aspiradora
- Alcohol de 70º
- Pulverizador
- Cepillo de cerdas blandas
- Un trapo seco

Procedimiento:
Se recomienda pasar la aspiradora al menos una vez por semana y limpiar la tapicería a fondo una vez al mes.

  1. Pasar la aspiradora: las aspiradoras suelen tener un accesorio que se acopla al tubo y es específico para lipiar el sofá. Este es sin duda el primer paso antes de limpiar nada, igual que tenemos que barrer un suelo antes de pasar la fregona.
  2.  Llenar el pulverizador con un poco de alcohol y rociarlo sobre la superficie que vamos a limpiar.
  3.  A continuación, frotamos con un cepillo de cerdas suaves.
  4.  Por útlimo, pasamos un paño limpio para recoger los posibles restos de suciedad que hayan quedado.
En caso de tapicerías de cuero se recomienda usar crema hidratante para su limpieza. En mi caso uso la crema Nivea de lata azul.


miércoles, 12 de octubre de 2016

ORDENAR LOS ALIMENTOS EN LA NEVERA

No todos los alimentos se deterioran con igual rapidez ya que algunos son mucho más perecederos que otros. Para garantizar al máximo su vida útil, es importante saber colocarlos y conservarlos bien en la nevera. Los alimentos pueden separarse en tres grupos:
  • Carnes y pescados. Son los más perecederos. Por esta razón, deben colocarse en la zona más fría de la nevera, que suele ser la que queda por encima del cajón de las verduras. Es el punto más frío (unos 2ºC). Además, colocar estos alimentos en esta zona evita que puedan producirse goteos de sus jugos a otros alimentos.
  • Lácteos y embutidos. Deben colocarse en la parte central del frigorífico porque no necesitan tanto frío. En esta zona se pueden colocar también los alimentos ya cocinados, las sobras, los pasteles y aquellos productos en cuya etiqueta figure "una vez abierto, consérvese en frío". Las estanterías del medio suelen estar a unos 4ºC-5ºC.
  • Frutas y verduras. Las bajas temperaturas, al contrario que la carne y pescado, pueden deteriorar frutas y verduras. Por este motivo, deben ir en los cajones.
La zona de la puerta de apertura es la parte menos fría, allí se colocan los productos que no precisan temperaturas demasiado bajas, por ejemplo las bebidas, mostaza, salsa de tomate o mantequilla.


jueves, 6 de octubre de 2016

LIMPIAR MOHO DE LA BAÑERA

Materiales:
- Detergente para baño
- Lejía
- Estropajo suave
- Cepillo de dientes viejo
-  Pulverizador
 
Procedimiento: 
  1. Retirar la alfombrilla y limpiarla.
  2. Limpiar toda la superficie de la bañera con un estropajo y un poco de detergente de baño.
  3. Las zonas más inaccesibles las frontaremos con el mismo producto limpiador y un cepillo de dientes que ya no usemos.
  4. Por último, rociaremos las partes que han ennegrecido con el moho, con una mezcla de agua, lejía y jabón para el baño con la ayuda de un pulverizador. Dejaremos actual y frotaremos igualmente con el estropajo o el cepillo, según más convenga.
Recomendaciones: 
Retirar la alfombrilla de la bañera después de casa uso y ponerla a secar para evitar que se produzcan las manchas de moho.



LIMPIAR CAFETERA


CÓMO LIMPIAR UN COLCHÓN

Materiales: 
- Aspiradora
- Esponja
- Amoníaco (Volvone)

Procedimiento:
  1. Ventilar bien la habitación.
  2. Retirar toda la ropa de cama.
  3. Pasar la aspiradora
  4. Limpiar posibles manchas con una esponja humedecida en amoníaco. En este caso la especialista está usando Volvone.
Recomendaciones: 
  • Diariamente retiraremos los edredones y mantas para que el colchón se airee durante al menos 10 minutos. El motivo es prevenir la propagación de ácaros que prosperan con el calor. Por lo que se aconseja tener la habitación fresca y ventilada.
  • Es conveniente además, proteger tanto el colchón como la almohada con una funda antiácaros. Esto evitará también la manchas. 
  • Deberemos girar y dar la vuelta al colchón cada 6 meses aprovechando el cambio de temporada. Girar y voltear a lo largo del año el colchón, es esencial para conservarlo en buen estado y prolongar su vida útil. ¿La razón? Con el paso del tiempo el peso de las personas que duermen sobre él, comprime el material interno del colchón. Si ese desgaste progresivo no se reparte por toda la superficie, pueden aparecen malformaciones en el material que empeoraran la calidad de nuestro descanso.